La Psicología del Trabajo es una disciplina aplicada, pero también es un constructo psicológico que permite una mejor comprensión de la realidad laboral y los retos organizacionales que se enfrentan hoy en día.