Formar profesionales de la psicología social con capacidad para aportar propuestas novedosas de investigación y/o intervención en la conflictividad social actual, con la finalidad de elevar la calidad de vida social, afectiva y ética de los ciudadanos que redunde en una convivencia social armónica. Dichas propuestas se sustentarán en un análisis crítico profundo sobre las condiciones y los cambios socioculturales, políticos y económicos que han impactado fuertemente en el tejido social a nivel local, regional y nacional, y que deriva en nuevas configuraciones subjetivas y problemáticas psicosociales.